miércoles, 8 de septiembre de 2010

LA ATENCION.

3.- LA ATENCION.
En las múltiples actividades que el ser humano realiza es necesario e imprescindible tener adecuados y constantes niveles de atención que permitan una realización optima de las actividades, donde la participación de la atención es importante para garantizar el adecuado funcionamiento de los diversos procesos psicológicos y de la personalidad.
3.1.-DEFINICION DE LA ATENCION.
La atención no constituye por sí misma una forma de actividad psíquica, sino que interviene en la organización de los procesos psicológicos y es una condición necesaria para la adquisición del conocimiento y la ejecución efectiva de nuestras actividades. Un concepto vinculado íntimamente con la atención, es la concentración. Cuando nuestra atención se polariza sobre un determinado objeto, sujeto o situación, en un momento especifico y se mantiene sobre él, decimos que estamos concentrados. En consecuencia, la concentración es la atención polarizada.
La atención puede definirse como:
El proceso que está implicado directamente en los mecanismos de selección, distribución y mantenimiento de la actividad consciente del sujeto sobre una determinada actividad u objeto.

3.2.-CARACTERISTICAS DE LA ATENCION.
En diversas oportunidades la falta de un nivel de atención adecuada nos ha conllevado a sufrir percances: sufrir un corte al pelar papas; olvidar lo estudiado la noche anterior, perder el control de la bicicleta al mirar a una persona pasar por la acera. Estos y otros casos nos permiten darnos cuenta de la importancia de las cualidades que presentan nuestros procesos atencionales; al mismo tiempo nos hacen tomar conciencia de la necesidad de desarrollarla y mejorarlas.
En primer lugar, revisemos las características principales de la atención:
A. DIRECCIONALIDAD.- esta característica nos sugiere la orientación que presentan nuestros procesos de atención, los cuales se dirigen hacia un determinado objeto u actividad.
B. SELECTIVIDAD.- esta es quizá una de las características que mas identifica a la atención. Al leer una revista seleccionamos aquellas palabras, informaciones o imágenes, que estén ligados a nuestros intereses, ideas; al observar los avisos publicitarios seleccionamos los estímulos de nuestro interés.
En consecuencia la selectividad de la atención consiste en discriminar un conjunto limitado de estímulos o tareas dentro de una gama de posibilidades. Cabe agregar que al atender selectivamente una tarea o estimulo conlleva inevitablemente a inhibir otros estímulos o tareas.
C. DISTRIBUIBILIDAD.- esta cualidad alude a que existen situaciones que nos exigen atender varias cosas a la vez. La posibilidad de distribuir nuestra atención hacia varios eventos a la vez está relacionado con el tipo de actividad que realizamos, así como de la capacidad formada a partir de la actividad social.
D. CONSTANCIA.- para la realización de la actividad necesitamos mantener nuestra atención durante amplios periodos de tiempo. Sin embargo, los niveles de constancia y complejidad en la atención estarán determinados por el tipo de actividad que se realiza, la fatiga o el cansancio, las diferencias individuales o el interés que conlleva a atender de manera prolongada.
3.3.-FACTORES QUE INTERVIENEN EN LA ATENCION.
1. FACTORES EXTERNOS.
Son condiciones inherentes a los estímulos que nos afectan, como:
a. Intensidad y tamaño.- atendemos con mayor probabilidad aquellos estímulos que destacan por su tamaño, brillo; a aquellos sonidos de mayor intensidad u olores más fuertes.
b. Contraste.- dirigimos nuestra atención cuando nos percatamos de un estimulo diferente sobre un conjunto uniforme de estímulos. Por ejemplo, en un corral de conejos blancos necesariamente destaca más un conejo negro. Así mismo, si una sola palabra de esta página estuviese escrita de color diferente, hubiera sido lo primero que hubiese notado.
c. Movimiento y cambio.- el movimiento cambia elementos del ambiente y esto ejerce una poderosa influencia sobre nuestra atención. La publicidad hace uso de este factor para atraer nuestra atención.
d. Repetición.- imágenes o sonidos presentados de manera constante ejerce una poderosa atracción sobre nuestra atención.
2. FACTORES INTERNOS.
Son aquellos factores referidos a las características peculiares del sujeto que atiende. De todos ellos se integran en la personalidad, pero para efectos de una mejor comprensión, los señalaremos por separado. Así tenemos los siguientes factores:
a) Motivación.- es claro que nuestras necesidades, intereses o motivos influyen en nuestros procesos de atención. También, aquellos motivos que orientan conscientemente nuestra existencia influyen en el grado o nivel de nuestra atención, aquello que nos gusta hacer lo atendemos mejor.
b) Los afectos.- muchos investigadores han corroborado que en el aprendizaje es importante mantener un adecuado nivel de estabilidad afectiva. Encontramos también que los sentimientos de las personas condicionan en alguna medida el mantenimiento o no de la atención. Otros componentes afectivos son los estados de ánimo como la alegría, la tristeza, la serenidad, la euforia, quienes pueden bloquear o facilitar la atención.
A estos factores se le agrega la voluntad, la perseverancia, los hábitos de atención, la fuerza y la estabilidad de los procesos neuronales del sujeto y el desarrollo intelectual alcanzado por el mismo.
3.4.-TIPOS DE ATENCION.
En la actividad práctica del hombre se diferencian los siguientes tipos de atención:
I. ATENCION INVOLUNTARIA.
Se caracteriza porque no se halla un propósito consciente y deliberado por atender algún objeto o actividad. El sujeto atiende influenciado por factores externos.
Se presentan dos modalidades:
a) Atención refleja.- se produce cuando un estimulo nuevo y de profunda intensidad que necesariamente lleva a prestarle atención. Pero dicha atención decrece significativamente cuando el estimulo que lo origino se hace repetitivo o monótono.
b) Atención espontanea.- se produce ante la aparición súbita e inesperada de un determinado estimulo que atrae nuestro interés y lleva a atenderlo.
II. ATENCION VOLUNTARIA.- ocurre cuando la conciencia del sujeto se encuentra de un deliberado y sostenido sobre alguna actividad u objeto. Se caracteriza por ser activa y consciente, además este tipo de atención se desarrolla sobre la base de la atención refleja y de las exigencias sociales (escolares, laborales, etc.) las cuales activamente procesa e interioriza el sujeto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario