martes, 18 de agosto de 2015

LA REBELIÓN DEL CUSCO (1814 – 1815).

El movimiento dirigido por los hermanos José y Vicente Angulo, Gabriel Béjar y el  brigadier (equivalente a lo que hoy sería General de Brigada) Pumacahua entre agosto de 1814 y marzo del año siguiente, es considerado con justicia como el más serio intento autónomo hecho por los peruanos para su emancipación de España. Con ocasión de la polémica acerca de la “independencia concedida” o “conseguida”, desatada por el artículo de Bonilla – Spalding, el historiador Jorge Basadre no dudó en agitar la rebelión  del Cusco como la prueba de la voluntad separatista y la conciencia patriótica de los peruanos, antes de la llegada del ejército de San Martín. En la insurrección habrían participado criollos, como los Angulo y Béjar, de la mano con un noble indígena de la región, como el cacique brigadier. La trayectoria personal de este último resulta fascinante, si no enigmática: ¿en qué momento, entre 1781 y 1814, o apenas entre 1813, cuando como presidente de la Audiencia del Cusco se puso de lado del virrey y el bloque de los “peninsulares”, en el conflicto con los criollos, y agosto de 1814, fue ganado por la idea de la independencia? ¿Qué mutación se produjo en él (a los sesentiséis años), que al poder español le debía casi todo: propiedades, privilegios, cargos, títulos y honores?
La identidad social de los Angulo y Béjar es, por su lado, confusa. El regente de la Audiencia, Manuel Pardo, los calificó de “unos cholos ignorantes y miserables”, mientras que el historiador Jorge Cornejo Bouroncle considera que se trataba de criollos del Cusco, aunque quizás no de los más encumbrados. De hecho, todos ellos eran oficiales militares, aunque de graduación más bien baja: capitanes o tenientes; otro hermano más de los Angulo, Juan, era párroco en Lares, provincia del Cusco.
La tesis de que la rebelión estalló por defender a la Constitución de la contraofensiva absolutista de Fernando VII, quien derogó la Carta de Cádiz en mayo de 1814, no se sostiene, si consideramos que esa noticia no arribó a Lima sino hasta cinco meses después, es decir, en octubre; y a Cusco seguramente más tarde aun; mientras que el movimiento de los Angulo se produjo el dos de agosto. Parece, así, que la defensa de la Constitución fue solo una cuartada para ganar el apoyo del partido criollo y despistar a las autoridades, mientras el movimiento cobraba fuerza y los patriotas del Rio de La Plata avanzaban desde Tucumán y Salta.
Los criollos del sur, casi desde un comienzo, sin embargo, desaprobaron el radicalismo del movimiento y pidieron la liberación de los oidores. El concurso de Pumacahua, que de defensor del absolutismo se pasaba, sin estaciones intermedias, hasta el extremismo separatista, les supo a chicharrón de sebo. Aunque, según él, era “su naturaleza indica” la que les fastidiaba. Sea como fuere, la violencia que se desató en la marcha hacia La Paz, donde se señaló el cura Ildefonso Muñecas, y en la toma de las haciendas y ciudades, sancionó el definitivo divorcio de la rebelión con la clase criolla, aislándola hasta una rápida derrota. La propia plebe del Cusco colaboró con las tropas del virrey para vencer a los insurrectos.
En el curso de la expedición de Pumacahua hacia La Paz, fue masacrada una familia de criollos, de la que por obra del azar y tal vez de la compasión se salvó un niño de cinco o seis años, quien fue recogido por unos pastores. Algunos años después se llevó a Lima al pequeño un viajero, que se sorprendió de hallar un niño blanco y rubio pastando ovejas en el altiplano. Este niño era nada menos que Rufino Echenique, quien en 1851 sería elegido Presidente de la República.


Carlos Contreras y Marcos Cueto: “Historia del Perú Contemporáneo”, Editorial: IEP, Quinta Edición, Lima – Perú, 2013.

jueves, 2 de julio de 2015

CUENTOS PARA NIÑOS

PETER PAN.
En una ciudad lejana vivía Wendy, una niña que todas las noches antes de dormir contaba historias muy divertidas a sus hermanos. Cierta noche, apareció volando el valiente Peter Pan acompañado del hada Campanita para pedirle a Wendy que los acompañara a visitar el País del Nunca Jamás.
Wendy aceptó la invitación y Peter Pan hizo una seña al hada Campanita y ella, con gran agilidad, empezó a revolotear sobre los niños esparciendo un polvo mágico que hizo que pudieran flotar en el aire. ¡Qué maravilloso, estaban volando!, y así partieron muy contentos al País del Nunca Jamás.
Al llegar al País del Nunca Jamás, todos los recibieron muy amigablemente, pero un día el Capitán Garfio y sus piratas se llevaron a Wendy y a sus hermanos con la intención de que ella solo le contara historias a él. El Capitán Garfio era un pirata muy malo y enemigo de Peter Pan.
Como Wendy se negó a contarle historias, el Capitán Garfio quiso lanzarla por la borda, pero en ese instante llegó Peter Pan al rescate acompañado del animal al que Garfio tenía más miedo: el cocodrilo. Al verlo, el Capitán Garfio huyó mientras gritaba ¡no me comas cocodrilo, no me comas!
Wendy y sus hermanos decidieron regresar a casa para que sus padres no se preocuparan, entonces Peter Pan llevó a los niños a su hogar y prometió que las visitaría siempre. Desde entonces, cada noche, Wendy cuenta a sus hermanos las fabulosas aventuras del valiente Peter Pan.

LA SIRENITA.
En el fondo del mar, el rey Tritón celebraba el cumpleaños número quince de una de sus hijas, la princesa Ariel. Ella era una sirenita muy hermosa y además poseía una voz encantadora que deleitaba a todos. Su espíritu era aventurero y lo que más deseaba era conocer el mundo de los humanos.
A las sirenas se les permitía subir a la superficie a partir de los quince años, pero como el rey Tritón quiso regalarle algo especial a Ariel, le dio una pócima mágica para que tuviese piernas y pudiera caminar por la playa. ¡Qué feliz estaba la sirenita de conocer el mundo de los humanos!
La sirenita Ariel nadó muy contenta y cuando llegó a la superficie vio un barco muy grande. Entre todos los marineros del barco, destacaba el apuesto capitán de quien la sirenita se enamoró inmediatamente. Pero de pronto algo pasó, una tormenta levantó grandes olas y azotó el barco hasta hundirlo.
Ariel nadó para salvar al capitán llevándolo hasta la orilla, luego bebió la pócima mágica que le dio su papá y de pronto sus aletas se convirtieron en piernas. La sirenita empezó a contarle al capitán bonitas canciones y tan hermosa era la melodía que el joven se despertó enamorado de su voz.
El capitán y la sirenita Ariel se veían todas las tardes y entre ellos nació el amor. Un día el capitán le pidió que se casara con él y ella aceptó contenta; en cuanto se dieron un beso, Ariel se convirtió en humana. Entonces se celebró una bonita boda y ambos vivieron por siempre felices.

EL RATÓN PÉREZ.
Hace mucho tiempo en un reino lejano vivía un niño príncipe llamado Buby a quien se le cayó su primer diente de leche. Su mamá, la reina, le contó que si los niños buenos dejaban su diente debajo de la almohada, por la noche el ratón de los dientes lo cambiaría por un regalo.
El príncipe Buby dejó muy contento su diente debajo de la almohada y en la noche, cuando el sueño ya le vencía, vio aparecer a un lindo ratón, muy risueño y juguetón que exclamó: "Soy el ratón Pérez, su majestad, y como usted ha sido un niño bueno hoy le traigo un bonito regalo".
Buby era muy curioso por eso le pidió al ratón Pérez que le dejara acompañarlo en sus aventuras. Después de pensarlo, el ratoncito aceptó y pasó su rabo por la nariz de Buby quien al estornudar se convirtió de pronto en un ratoncillo de piel brillante y ojos verdes.
El ratón Pérez llevó al ratoncillo Buby a conocer a los demás niños que vivían en el reino, pero con gran pena vieron que muchos de ellos eran pobres, iban mal vestidos, descalzos y con las caritas de hambre. Buby le dijo al ratón Pérez que ayudaría a todos esos niños.
Al regresar al castillo, Buby se transformó en niño y le contó a su papá lo que había visto. El rey quería mucho a los niños y ordenó que repartieran alimentos y ropa a los niños pobres. Desde entonces, todos vivieron felices y Buby con el ratón Pérez se convirtieron en los mejores amigos.

LA LIEBRE Y LA TORTUGA.
En un bonito bosque de flores de muchos colores vivía una liebre muy vanidosa. Cierto día, la liebre vio una tortuga que caminaba lentamente y de forma burlona le digo: "Oye tortuguita, no corras tanto que te vas a cansar". La tortuga miró a la liebre y le hizo un reto: "Estoy seguro que puedo ganarte en una carrera".
La liebre se sorprendió por el reto de la tortuga, los animalitos que estaban cerca escucharon todo y se quedaron sorprendidos. "¡Cómo una tortuga me puede ganar en una carrera, ja, ja, ja!", exclamó la liebre. Sin embargo, aceptó el reto. Entonces ambos se colocaron al principio del camino para correr.
El búho dio la partida y la liebre salió disparada, dejando a la tortuga muy atrás. Tanta era la distancia entre ellos que la liebre en forma burlona esperaba a la tortuga a que llegara donde estaba él y luego volvía a correr, dejándolo nuevamente atrás.
La liebre, confiando en su rapidez y faltando poco para llegar a la meta, se echó a dormir bajo un árbol. Se quedó tan dormido que no se percató que la tortuga le había pasado. La tortuga iba lento, pero seguro. Tenía confianza en sí mismo y sabía que podía ganar la carrera.

Cuando la liebre despertó se dio con una gran sorpresa, la tortuga ya había llegado a la meta. Todos los animalitos del bosque, muy contentos, alzaron en hombros a la tortuguita entregándole el trofeo como ganador. La liebre, al ver esto, se puso a llorar y aprendió la lección: Nunca debemos subestimar a los demás.

miércoles, 10 de junio de 2015

¿DONDE FUE A PARAR LA DISCIPLINA?

En las últimas décadas, la vida de las familias ha cambiado muchísimo. Antes, los padres mandaban, y los hijos obedecían. Pero ahora es común que los niños manden, y los padres obedezcan. Veamos las siguientes situaciones de la vida real.
C En una tienda, un niño de cuatro años se encapricha de un juguete. Su madre intenta convencerlo de que deje: “¿No, tienes ya muchos juguetes?”. Al instante se da cuenta de que no tenía que haber preguntado. El niño empieza a lloriquear y dice: “¡pero quiero este!”. Con miedo de que acabe como siempre, en una rabieta, la madre cede.
C Mientras un hombre está hablando, su hija de cinco años lo interrumpe: “¡Estoy aburrida, me quiero ir!”. El padre enseguida se agacha y le pregunta con voz dulce: “¿Me das unos minutitos más, cariño?”.
C A Jaimito, un chico de 12 años, de nuevo le han llamado la atención por gritar a su maestra. Su padre está muy molesto, pero no con Jaimito, sino con la maestra. “Es que te tiene manía –le dice a su hijo-. Voy a hablar con el director”.
En realidad, en muchos hogares los padres toleran el mal comportamiento de los hijos, ceden a sus caprichos y los libran de las consecuencias de sus actos. El libro The Narcissism Epidemic (La epidemia del narcisismo) comenta: “Es cada vez más común ver a padres que ceden su autoridad a los hijos (…). No hace tanto, los niños sabían quién mandaba y tenían claro que no eran ellos”.
Por supuesto, muchos padres ven la importancia de enseñar valores a sus hijos. Por eso procuran darles un buen ejemplo y corregirlos con cariño y firmeza cuando hace falta. Sin embargo, según el libro citado antes, los padres que actúan así “están nadando contra la corriente social”.
¿Cómo hemos llegado hasta este punto? ¿Dónde fue a parar la disciplina?

Los padres pierden autoridad.
Hay quienes afirman que los padres empezaron a perder autoridad en la década de 1960, cuando los llamados “expertos” los animaban a ser menos exigentes con sus niños. Les aconsejaban que más que padres, fueran amigos de sus hijos. También les decían que alabarlos era mejor que reprenderlos y que convenía aplaudirles lo que hacían bien en vez de empeñarse en corregirlos. En lugar de aconsejar a los padres que equilibraran los elogios con la disciplina, les daban a entender que, si regañaban a sus hijos, podían alterar su delicado estado emocional y hacer que en el futuro les guarde rencor.
Poco tiempo después, los expertos comenzaron a promover la autoestima. Parecía como si hubiera descubierto el secreto de la educación infantil: hacer que los hijos se sientan contentos con ellos mismos. Sin duda, es importante hacer que los niños se sientan seguros, pero esa filosofía fue llevada al extremo. Se llegó a recomendar a los padres que, al corregir a sus hijos, evitaran palabras negativas como no y malo. Debían recordarles continuamente lo mucho que valían y que podían llegar a ser lo que quisieran. Era como si fuera más importante ayudarlos a sentirse bien en vez de a hacer bien las cosas.
Hoy en día hay quienes piensan que dar tanto énfasis a la autoestima solo logra que los niños crean que lo merecen todo y que son los reyes del mundo. Además, según el libro Generation Me (La generación Yo), esta tendencia ha hecho que muchos jóvenes “no estén preparados para las críticas y los fracasos que acompañan a la vida”. “En el mundo laboral a nadie le preocupa tu autoestima –dice un padre citado en esta obra-. Si le presentas a tu jefe un informe mal hecho, no te va a decir: Me encanta el color del papel que escogiste. Este mismo padre añade que hacerles creer a los hijos que todo irá bien, hagan lo que hagan, no les ayuda en lo más mínimo”.

Hoy una cosa, mañana otra.
Las formas de pensar van cambiando con el tiempo, y esto influye en la manera de educar a los hijos. El experto en educación Ronald Morrish afirma: “La manera de disciplinar varía constantemente, pues refleja los cambios en la sociedad”. Por eso, es muy fácil que los padres sean llevados de aquí para allá por todo viento de enseñanza.
Evidentemente, la permisividad de los padres de hoy tiene consecuencias negativas. Además de debilitar su autoridad, priva a sus hijos de la guía necesaria para tomar buenas decisiones y enfrentarse a la vida con seguridad.
¿Existe una forma mejor de educar a los hijos?

La buena disciplina.
Por supuesto, ser un buen padre no es nada fácil. Pero si usted no da la debida corrección a sus hijos, solo empeorará las cosas. ¿Por qué? Porque sus hijos harán lo que quieran y usted terminará frustrado. Además, si no es claro y constante al corregirlos, sus niños acabaran confundidos.
Disciplinar a los niños con cariño y equilibrio los ayuda a pensar y comportarse como es debido. También les da la orientación necesaria para tomar buenas decisiones y llegar a ser personas de bien.
Si quiere tener éxito como padre, siga las siguientes reglas al disciplinar a sus hijos:
¨  Sea cariñoso.
¨  Sea claro y constante.

¨  Sea razonable.

miércoles, 27 de mayo de 2015

MARÍA AUXILIADORA PATRONA DE LA INSTITUCIÓN EDUCATIVA "DAVID SAMANEZ OCAMPO"


Los cristianos de la Iglesia de la antigüedad en Grecia, Egipto, Antioquía, Efeso, Alejandría y Atenas acostumbraban llamar a la Santísima Virgen con el nombre de AUXILIADORA, que en su idioma, el griego, se dice con la palabra "Boetéia", que significa "LA QUE TRAE AUXILIOS VENIDOS DEL CIELO"
El primero que llamó a la VIRGEN MARÍA con el título de "AUXILIADORA" fue San Juan Crisóstomo, en Constantinopla en el año 345, él dice: "Tú, María, eres auxilio potentísimo de Dios".
San Sabas en el año 532 narra que en oriente había una imagen de la Virgen que era llamada "Auxiliadora de los enfermos", porque junto a ella se obraban muchas curaciones.
San Juan Damasceno en el año 749 fue el primero en propagar la jaculatoria: "María Auxiliadora, rogad por nosotros". Y repite: la VIRGEN es "auxiliadora para evitar males y peligros y auxiliadora para conseguir la salvación".
El nombre de AUXILIADORA se le daba ya en el año 1030 a la VIRGEN MARÍA, en Ucrania (Rusia), por haber liberado aquella región de la invasión de las tribus paganas. Desde entonces en Ucrania se celebra cada año la FIESTA DE MARÍA AUXILIADORA el 1ro de octubre.
Se tiene constancia de que hacia el año 1558 ya figuraba en las letanías que se acostumbraban recitar en el santuario de Loreto Italia. Esta advocación se hizo fuerte ante la invasión de los turcos en 1571 donde San Pío V la invocó como MARÍA AUXILIADORA DE LOS CRISTIANOS
En el año 1572, el Papa San Pio V ordenó que en todo el mundo católico se rezara en las letanías la advocación "María Auxiliadora, rogad, por nosotros", porque en ese año NUESTRA SEÑORA libró prodigiosamente en la batalla de Lepanto a toda la cristiandad que venía a ser destruida por un ejército mahometano de 282 barcos y 88.000 soldados.
En el año 1600 los Príncipes Católicos del sur de Alemania fieles al catolicismo frente a las tesis protestantes o frente a las invasiones turcas sobre Viena hicieron una promesa a la VIRGEN de honrarla con el título de AUXILIADORA si los libraba de la invasión de los protestantes y hacía que se terminara la terrible guerra de los 30 años. La MADRE DE DIOS les concedió ambos favores y pronto había ya más de 70 capillas con el título de MARÍA AUXILIADORA de los cristianos.
En 1683 los católicos al obtener inmensa victoria en Viena contra los enemigos de la religión, fundaron la asociación de MARÍA AUXILIADORA, la cual existe hoy en más de 60 países.
En 1814, el Papa Pío VII, prisionero del general Napoleón, prometió a la VIRGEN que el día que llegara a Roma, en libertad, lo declararía fiesta de MARÍA AUXILIADORA. Inesperadamente el pontífice quedó libre, y llegó a Roma el 24 de mayo. Desde entonces quedó declarado el 24 de mayo como día de MARÍA AUXILIADORA FIESTA LITÚRGICA.
En 1860 la Santísima Virgen se aparece a San Juan Bosco y le dice que quiere ser honrada con el título de "AUXILIADORA", y le señala el sitio para que le construya en Turín, Italia, un templo. Empezó la obra del templo con sus tres monedas de veinte centavos cada una, pero fueron tantos y tan grande los milagros que MARÍA AUXILIADORA empezó a obtener a favor de sus devotos, que en sólo cuatro años estuvo terminada la Gran Basílica. El Santo solía decir: "No he sido yo, ha sido la Virgen Auxiliadora quien te ha salvado"... "Cada ladrillo de esta iglesia (se refería a la gran Basílica que en su obsequio empezó el 1863) es una gracia de la Virgen María"...
Desde aquel Santuario comienza a extenderse por el mundo la devoción a la  VIRGEN MARÍA bajo el título de AUXILIADORA DE LOS CRISTIANOS.
Pero sin duda fue San Juan Bosco, el Santo de MARÍA AUXILIADORA, con el que esta advocación mariana encontró el mejor paladín y trampolín para el desarrollo y popularidad; Pero será exactamente en 1862, en plena madurez de Don Bosco, cuando éste hace la opción mariana definitiva: AUXILIADORA. "La Virgen quiere que la honremos con el título de Auxiliadora: los tiempos que corren son tan aciagos que tenemos necesidad de que la Virgen nos ayude a conservar y a defender la fe cristiana".

La Institución Educativa: “David Samanez Ocampo” tiene como patrona a la Virgen María Auxiliadora y cada 24 de mayo festeja su aniversario, con diferentes actividades como: concurso de festidanzas y otras actividades.

martes, 5 de mayo de 2015

San Luis de Alba


SAN LUIS DE ALBA, OTRO ATRACTIVO TURÍSTICO.

Los registros históricos dan cuenta que en 1657 Joseph Salcedo desaguó la laguna de “Laycaqota” (laguna embrujada) poniendo al descubierto yacimientos de plata, fundando el asiento minero de San Luis de Alba.
Según informaciones del propio conde de Lemos, habrían estado ubicadas cerca de la mina más de 2,000 viviendas, 4 templos y un hospital (De los Santos lugares de Jerusalén), ingenios y trapiches de mina. Además, hay registros de que las 2,000 viviendas eran fundamentalmente para mitayos (viviendas pequeñas de no más de 3x3 m2), que existía una calle principal, una plaza, callejones secundarios, negocios como bodegas o pulperías, 311 casas de españoles y “canchas” o corrales de reposo de animales.
En su informe a la reina Mariana de Austria (gobernó en representación de su hijo Carlos II Rey de España) el mismo conde de Lemos señala que el poblado fue derribado por su mandato. Pero, los ingenios o haciendas de moler metales, al estar ubicados contiguos a los ríos aledaños, no habrían sufrido la misma suerte.
También hay registros de cómo era el sistema de trabajo en las minas de la época y del proceso de obtención del mineral. Para la aplicación del método, de comparación física, se trabajará sobre el proceso de obtención del mineral, del que se tienen los siguientes datos históricos:
*    Se hacia por socavón, empleando cinceles y martillos; se emplean explosivos “barrenos”
*    La piedra con mineral se muele en batanes o quimbaletes;
*    Se hacía el proceso de amalgamación; y
*    La retorta se quemaba en hornos para extraer el mercurio.
Se puede concluir que según los registros, las minas de Laykakota se descubrieron al desaguar la laguna del mismo nombre.
Escrutado el terreno y comparado con la vista aérea del área, en la actualidad sigue el afluente de la laguna vertiendo agua, pero ya no tiene el crestón que la retenía y desagua a la pampa, que en la actualidad está ocupada por el relleno municipal y que presenta un terreno fangoso.
Otros puntos de referencia son el cerro Cancharani, el cerro Negro Peque y el cerro de Pompería.
Es posible rescatar aún tanto el espacio físico como algunas de las evidencias arquitectónicas como:
*    El muro que ha desafiado cuatro siglos; maravillosa tecnología de los mitayos, con más de 5 m. de altura y 1 m. de ancho, sin argamasa; bocas de salida de los hornos y otras construcciones existentes.
*    La tecnología colonial, los trapiches o haciendas de moler metales.
Con todo lo expuesto y con más información de archivo, se debería elaborar un guion museográfico que pondría en valor el sitio y mostraría a las futuras generaciones parte de nuestra historia.
Por estas y muchas otras razones, deben ser protegidas estas construcciones que eran parte del asiento de San Luis de Alba, para muchos “el antiguo Puno”, y se debe poner en valor para que los escolares tenga conocimiento de su existencia.

¡Visite un fin de semana estos bellos parajes!

martes, 14 de abril de 2015

DÍA DE LAS AMÉRICAS

Significado del “Día de las Américas”
Es un día establecido por las naciones americanas para reafirmar cada año los ideales de paz, justicia, soberanía y solidaridad dentro del continente.
La unión de los pueblos de América fue un deseo largamente esperado que se concretó formalmente el 14 de abril de 1890 en la primera Conferencia Internacional Americana realizada en Washington, donde se creó la Unión Internacional de las Repúblicas Americanas, institución que se transformaría en 1948 en la Organización de los Estados Americanos (OEA), que es actualmente el organismo regional más antiguo del mundo.
En conmemoración de aquella fecha es que en 21 países americanos se celebra cada 14 de abril desde 1931 el "Día de las Américas": Argentina; Bolivia; Brasil; Chile; Colombia; Costa Rica; Cuba; Ecuador; El Salvador; Estados Unidos; Guatemala; Haití; Honduras; México; Nicaragua; Panamá; Paraguay; Perú; República Dominicana; Uruguay y Venezuela.
Todos para todos.
La intención de crear una unión entre todos los estados americanos, en procura de sostener estos ideales por medio de la cooperación, estuvo desde el origen en la mente de muchos hombres trascendentes de América, como por ejemplo Simón Bolívar, que ya en 1826 convocó a todas las naciones a un Congreso realizado en Panamá.
Pasaron muchos años hasta que finalmente quedaron plasmados los principios que guiaron a los libertadores y a todos los hombres luchadores por la paz y la independencia en América.
El 30 de abril de 1948, los veintiún países suscribieron en Bogotá (Colombia) la Carta que estableció la OEA. Allí se determinaron sus propósitos esenciales:
  • Afianzar la paz y la seguridad del Continente Americano.
  • Promover y consolidar la democracia representativa dentro del respeto al principio de no intervención.
  • Prevenir las posibles causas de dificultades y asegurar la solución pacífica de las controversias que surjan entre los Estados Miembros.
  • Organizar la acción solidaria de los Estados Miembros en caso de agresión.
  • Procurar la solución de los problemas políticos, jurídicos y económicos que se susciten entre los Estados.
  • Promover, por medio de la acción cooperativa, el desarrollo económico, social y cultural, y alcanzar la efectiva limitación de armamentos convencionales que permita dedicar el mayor número de recursos al desarrollo económico y social de los Estados Miembros.
A partir de allí, la evolución fue constante, y el creciente interés por ciertos asuntos dio nacimiento a varios organismos de actuación dentro del propio seno de la OEA, que en la actualidad responden a los intereses de las naciones americanas en sus respectivos campos de acción:
  • La Organización Panamericana de la Salud (1902).
  • El Instituto Interamericano del Niño (1924).
  • La Comisión Interamericana de Mujeres (1928).
  • El Instituto Panamericano de Geografía e Historia (1928).
  • El Instituto Indigenista Interamericano (1940).
  • El Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (1942).
La OEA cuenta hoy con 35 Estados Miembros, que son los siguientes: 3 en América del Norte: Canadá, Estados Unidos y México, 20 en América Central y el Caribe: Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Bélice, Costa Rica, Guatemala, Haití, Honduras, Jamaica, República Dominicana, San Vicente y Las Granadinas y Trinidad y Tobago, 12 en América del Sur: Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinan, Uruguay y Venezuela. Además, la Organización ha concedido el status de Observador Permanente a 43 Estados, incluyendo a la Unión Europea.
El día de las Américas en la historia.
Durante los años treinta, la conmemoración del Día de las Américas llegó a ser un evento significativo a lo largo de las repúblicas americanas.
En todos los colegios de las 21 repúblicas de la Unión Panamericana, usaron el Día Panamericano como una oportunidad para incrementar la conciencia de los estudiantes acerca de los pueblos y culturas en las naciones americanas. Espectáculos públicos, juegos, Portal Educativos de música y danza, reuniones, desfiles y concursos: fueron organizados como actividades Panamericanas, marcando el paso del 14 de abril.
En 1933 la celebración del Día de las Américas, en la sede de la Unión Panamericana en Washington, se centró en la entrega por parte del Gobierno de Venezuela de un busto de Francisco de Miranda, el cual hoy en día engalana, junto a los bustos de otros defensores de la independencia y soberanía de los Estados miembros, el Salón de los Héroes del Edificio Principal de la OEA.
En 1935, el Consejo de la Unión Panamericana acentuó la celebración de ese día, mediante la firma del Pacto Roerich que protege, en tiempos de guerra, a los monumentos históricos y a las instituciones científicas y culturales (19 años antes de que un convenio similar, aunque más detallado, se firmara en La Haya en 1954).
Entre los varios convenios firmados como parte de la conmemoración del Día de las Américas figuran:
  • El Tratado de Fraternidad Centroamericana (1934).
  • El Tratado de Protección de los Bienes muebles de Valor Histórico (1935).
  • El Acuerdo estableciendo el Banco Interamericano de Desarrollo (1959).
  • El Protocolo para el Acuerdo estableciendo el Banco Centroamericano de Integración Económica (1969).
  • El Acuerdo de Cooperación Técnica entre la Secretaría General de la OEA y la Organización Latinoamericana de Energía (OLADE) (1992).
Franklin Delano Roosevelt, ex Presidente de los Estados Unidos, pregonó en 1940, durante el Día de las Américas, la alianza hemisférica que mantendría a las Américas unidas durante la Segunda Guerra Mundial y advirtió que “la mano que ose tocar a uno de nosotros, nos tocará a todos”.
En 1966 el Gobierno de España eligió el Día de las Américas para dedicar la estatua de la Reina Isabel de España, el cual se ubicó al frente de la entrada principal del edificio de la OEA.
Por su lado, durante el Día de las Américas en 1977, el ex Presidente de los Estados Unidos, Jimmy Carter, recordando que “la Carta de la OEA nos compromete a respetar la libertad individual y la justicia social”, enfatizó la importancia de una política basada en el fomento, respeto y defensa de los derechos humanos.

Fuente:

AMERICA.
¡Maravillosa tierra americana…! Florecen en tus
campos opulentos, cual gavilla de luz, los
pensamientos… que serán gloria de la estirpe
humana…

La aurora del amor no está lejana que ya, bajo
tus claros firmamentos, arrastra un huracán de
buenos vientos los victoriosos cantos de mañana!
América, destroza tus fronteras y alza, con mano
firme tus banderas en la apretada radiación de
un haz.

Que, así bajo tus cielos triunfadores, han de
formar unidos sus colores un arco iris de ventura
y paz!
Carlos Alberto Fonseca (Peruano)


martes, 10 de marzo de 2015

EL PUKUPUKU Y EL GALLO



(Cuento Andino)

Un día el pukupuku y el gallo discutían sobre quién tenía derecho de anunciar con su canto la llegada del nuevo día.
Discutieron y discutieron pero ninguno quería ceder su derecho al canto mañanero y acordaron llevar sus quejas a conocimiento de las autoridades del pueblo.
En el camino el gallo hizo amistad con un ratón que le pidió un poco de cancha (maíz tostado) para sus hijitos que sufrían hambre; a cambio tenía que acompañar y ayudar al gallo hasta que acabase el juicio.
Cuando llegaron al pueblo, se fueron al despacho del juez.
¾  Señor juez – digo el pukupuku – yo tengo el derecho de anunciar con mi canto la llegada del nuevo día. Mis antepasados hicieron lo mismo. Ahora, este gallo, trata de usurpar mis derechos.
¾  Bien, presente su demanda por escrito dijo el juez.
¾  Señor juez, yo he adquirido el derecho de cantar al amanecer porque mis padres han conquistado este país dijo el gallo.
¾  Presente su alegato por escrito – volvió a decir el juez.
Los pleitistas se fueron a preparar sus reclamos y luego los entregaron al juez.
¾  Bien, mañana se verá y resolverá vuestra demanda – les manifestó el juez.
En el alojamiento el ratón tomo la iniciativa.
¾  ¿Qué te parece gallo, si voy a robar el recurso del pukupuku y lo hago desaparecer; y le robo, también, la copia que debe tener en su equipaje?
¾  ¡Magnífico! ¡Espléndido!-, dijo el gallo y se puso contento.
El ratón se fue al despacho del juez; entró por un hueco, subió a la mesa; encontró el papel y lo ratoneó hasta hacerlo añicos.
Luego, el ratón fue al alojamiento del pukupuku, lo encontró dormido. Buscó y encontró la copia de la queja y se la llevó para destruirla delante del gallo.
Al día siguiente los tres se presentaron ante el juez, quien preguntó con voz firme:
¾  ¿Quién es el demandante?
¾  Yo, señor juez dijo el pukupuku.
¾  ¿Dónde está su escrito? Preguntó de nuevo.
¾  Lo entregué ayer. Usted lo puso sobre la mesa. El juez buscó y no lo encontró.
¾  No esta aquí le dijo ¿No tiene la copia?
¾  Si, debo tenerla. El pukupuku buscó en su atado y no halló la copia. Entonces el juez se dirigió al gallo.
¾  ¿Dónde está su recurso?
¾  Debe estar en la mesa, señor juez.
El juez buscó y encontró el papel, y junto con él papeles ratoneados.
¾  ¡Ajá!, dijo el juez y pensó para sí, “estos me están haciendo trampa”; y llamó al ratón. Este se acercó temblando de miedo.
¾  Estos papeles picados son obra tuya. ¡Confiésalo!
¾  Si señor juez, yo lo hice para ayudar a mi amigo el gallo.
Ante la confesión del delito, el juez preparó la sentencia y declaró a nombre de la Ley lo siguiente:
“El gallo es condenado a vivir para siempre preso en las casas por intruso y el pukupuku vivirá libre. Pero ambos seguirán anunciando la llegada del nuevo día, con cada amanecer”.

Adaptación de Prof. Luz Marina Mamani Chahuares.


El pukupuku es un ave pequeña, del tamaño de una paloma mensajera. Esta ave grita: ¡Pukuy, pukuy, pukuy! Y dicen que antiguamente en tierras del altiplano y de los andes no había gallos ni gallinas; antes de que llegasen los españoles solo el pukupuku hacía despertar y daba las horas a la gente.