miércoles, 16 de abril de 2014

PROCESO DE HOMINIZACIÓN

Hace 40 millones de años, los antepasados del hombre eran primates que habitaban en los arboles, estos eran similares a los prosimios. De estos evolucionaron los primates antropoides que eran capaces de balancearse y saltar por los arboles en lugar de arrastrarse por las ramas. Hace 25 a 30 millones de años, cuando se enfría el clima en las áreas forestales y aparecen algunos espacios verdes abiertos, cierto tipo de primates descendieron de los árboles y se adaptaron al nuevo hábitat. Estos primates que se movían sobre sus cuatro extremidades y ocasionalmente se erguían, fueron los antecesores del Australopithecus, homínido que caminaba erguido y vivía en grupos en las vegetaciones y llanuras.
El proceso de Hominización implica el término de la evolución que determina la presencia del ser humano, a partir de los homínidos que le precedieron; tras un largo proceso que parte del animal, el hombre no es un aparecido de la nada, sino más bien es un antropoide erguido. Al respecto se ha establecido un cuadro general de la evolución, que ha sido perfilado gradualmente por medio de investigaciones científicas recientes. Los homínidos o seres antropomorfos hicieron su aparición hace unos cinco millones de años al finalizar la Era Terciaria y comienzos del Cuaternario.

Los homínidos, cuyas características físicas son la posición vertical apoyada sobre los pies, aumento en el desarrollo de la capacidad craneana y dentición especial, se induce que poseían cierto tipo de lenguaje fonético. Estos homínidos comprenden diversos tipos de familia desde nuestros lejanos ascendientes hasta el origen del Homo Sapiens, tenemos:

AUSTRALOPITECUS AFARENSIS.
Aparece hace 3,900 millones años a.C. .Es uno de los homínidos más antiguos de los que se haya encontrado vestigio alguno, vivió al sureste de África en los actuales países de Etiopía, Tanzania y Kenia, y se caracterizó por caminar en dos pies alimentándose de frutas, nueces y algunos tipos de carne. En 1974 se encontró el primer fósil, bautizado como "Lucy".

HOMO HABILIS.
Aparece hace 2 millones años a.C. Los primeros descubrimientos de fósiles del homo hábiles se realizaron al norte de Tanzania en 1959. Las herramientas encontradas demuestran que dicho antepasado no se limitaba solamente a usar piedras, palos y huesos sino que también logró fabricar útiles sencillos a partir de estos materiales. Era, además, un gran cazador.

HOMO ERECTUS.
Aparece hace 1,800 millones años a.C. Estudios paleontológicos demuestran que el homo erectus vivió en África  y migró hacia Asia y posteriormente a Europa. Fueron pioneros en la elaboración de herramientas complejas, el uso del fuego y la caza sistemática. Por otro lado, el tamaño del cerebro se incrementó notablemente (975 cm3 en promedio).

HOMO SAPIENS.
 Aparece hace 160,000 años a.C.  Los restos con mayor antigüedad de homo sapiens fueron descubiertos en Etiopía en 1967. Tenía como característi­ca esencial un cerebro más grande (1 400 cm3) lo que le permitió desarrollar el lenguaje y modificar el com­portamiento instintivo a través del aprendizaje. También aparecen los primeros ritos religiosos y el uso de vestimenta.

HOMO SAPIENS SAPIENS.
Aparece hace 35 000 años a. C.  Esta especie fue la última en aparecer en África y se exten­dió a Europa, Asia, América y  Oceanía, desarrollando una tecnología especializada además de una capacidad de comunicación superior a la de sus ancestros. Su curiosidad lo llevó a desarrollar cierto tipo de cultura, aunque también a contaminar el medio ambien­te y a enfrentarse con sus semejantes.

HOMO TECHNICUS.
Este tipo de hombre será el resultado del desarrollo de la nanotecnología, que hará posible que materia­les inteligentes reempla­cen y mejoren la estructura anatómica del cuerpo humano. Asimismo, el uso de nanorrobots, que se introducirán en el organis­mo, permitirá combatir enfermedades mortales. Estos nuevos sentidos y habilidades darán paso a un superhumano: el homo technicus.

La nanotecnología (manipulación y control de la materia a nivel de átomos y moléculas) ha servido a la ciencia y a la tecnología para dar un paso fundamental en la evolución humana al posibilitar la creación de un nuevo hombre, a quien Alan Goldstein, bioingeniería y director del programa de Ingeniería de Materiales Biomédicos y Ciencia de la Universidad Alfred de Nueva York, denomino homo technicus, un probable ser humano con inteligencia artificial capaz de modificar su apariencia, sus actividades y sus necesidades en las próximas décadas.
A diferencia del hombre común, que solo usa una decena de reacciones químicas, el homo technicus seria capaz de utilizar miles de billones de estas para obtener los resultados deseados.
El modelo de un superhombre que posea mas poder sobre las maquinas, que cuente con ilimitada capacidad para pensar y emitir datos o soluciones, supone la creación de un ser humano que estará mas acorde con el mundo cibernético donde le tocara vivir.

¿Cómo será?
     VISION ARTIFICIAL.- El nuevo ser humano será capaz de mejorar su visión con el uso de rayos infrarrojos, ultravioletas y rayos x.
     CEREBRO.- Los sensores implantados en el cerebro permitirán localizar a cualquier persona y seguir sus desplazamientos.
     OIDOS.- El homo technicus será capaz de oír a través de un rango de frecuencias mucho más amplio.
     TRADUCCION.- Las microcomputadoras insertadas (del tamaño de una molécula) serán capaces de traducir conversaciones en cualquier idioma, mejorando de este modo la comunicación interpersonal.
     PIEL IMPECABLE.- Gracias a la combinación de células y polímeros sintéticos, la piel se vera radiante y lozana.
     MUSCULOS.- Los músculos serán más fuertes y resistentes a la fatiga, puesto que incorporan materiales inteligentes.
     HUESOS IRROMPIBLES.- Los huesos estarán fortalecidos con nanotubos de carbono o utilizando madreperla artificial.
     DESPERDICIOS DEL CUERPO.- Los desechos biológicos serán analizados de inmediato para descubrir signos de alguna enfermedad.
     VEREFICACION DE IDENTIDAD.- Un sensor permitirá verificar mediante un simple apretón de manos la identidad de otra persona (por su ADN).
     NANOENFERMEROS.- Pequeños dispositivos robóticos injertados en el cuerpo se encargaran de detectar los síntomas de las enfermedades y administraran dosis adecuadas de drogas o células para reparar los tejidos afectados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada