sábado, 21 de mayo de 2016

CONOCIENDO LOS DERECHOS DEL NIÑO.

Has pensado ¿qué sería de los niños si no tuvieran nombre, nacionalidad, familia, educación, atención médica, etc.? La Asamblea General de la ONU pensó en derechos de los niños y escribió la Declaración Universal de los Derechos del Niño para que los países del mundo, las autoridades y los padres ¡no los olviden nunca!
ü Todos los niños – sin importar su raza, sexo, idioma, religión, nacionalidad, posición económica u otra condición – gozaran de los derechos de esta declaración.
ü La ley velará para que el niño sea protegido y pueda desarrollarse física, mental, moral, espiritual y socialmente, en forma saludable, libre y digna.
ü Desde que nace, el niño tiene derecho a un nombre y a una nacionalidad.
ü Incluso, durante su desarrollo en el vientre materno y después de su nacimiento, tiene derecho a una buena atención médica. También a la alimentación, vivienda y recreo.
ü Todo niño con impedimento físico, mental o social debe recibir tratamiento, educación y cuidado, según sea su caso.
ü Los padres deben cuidarlo con amor, ¡así formaran su personalidad!; sobre todo la madre, de quien depende al nacer. Un niño sin familia es responsabilidad de la sociedad y las autoridades.
ü La educación, en las etapas elementales, es gratuita y obligatoria para el niño. Los padres y la sociedad son responsables de que esto ocurra.
ü Bajo cualquier circunstancia, se brindará primero protección y socorro al niño.
ü El niño debe ser protegido contra todo abandono, crueldad y explotación que perjudique su salud, educación, desarrollo físico, mental o moral.
ü Además debe ser educado en un espíritu de tolerancia, paz y amistad entre los pueblos, y con plena conciencia de ser mejor para servir a la sociedad.

Esta declaración fue aprobada el 20 de noviembre de 1959, por la Organización de las Naciones Unidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada